Consejos para las piernas hinchadas en personas mayores

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Que las personas mayores tengan las piernas hinchadas es algo que se produce con cierta frecuencia, máxime durante el periodo estival, donde las temperaturas son más elevadas y favorecen a que exista una concentración anormal de líquidos en los tejidos y músculos de las extremidades. Pero no solo pueden ser consecuencia de las altas temperaturas, por lo que conocer las razones, los tratamientos y la forma de evitar las piernas hinchadas en ancianos es algo que puede resultar de gran ayuda.

¿Por qué se hinchan las piernas en las personas mayores?

Tener las piernas hinchadas es algo realmente molesto: pesadez, cansancio y otras alteraciones que entorpecen el día a día de los ancianos que padecen esta afección. Se trata de un problema común entre la tercera edad y, aunque se tiende a pensar que el principal motivo es la retención de líquidos (causa que favorece su aparición, a causa de fallos en el sistema linfático), la razón principal es una circulación sanguínea deficiente.

Los problemas de circulación (también conocido como insuficiencia venosa), conlleva que la sangre fluya correctamente hacia las extremidades inferior, que provoca que la sangre se acumule en los pies y en las piernas provocando la hinchazón.

Síntomas y causas principales

A continuación procederemos a explicar los principales síntomas asociados al trastorno de piernas hinchadas en personas mayores:

  • Hormigueo, calambres y rojez en las piernas.
  • Posible aparición de varices.
  • Sensación de pesadez, fatiga y cansancio.
  • Hinchazón en las piernas y tobillos (sobre todo con el paso de las horas).

¿Cómo podemos evitar las piernas hinchadas en personas mayores?

Si bien es cierto que algunas de las causas que pueden generar este trastorno no pueden evitarse en según que situaciones, por ejemplo en ancianos con movilidad reducida (que no podrán levantarse con asiduidad para favorecer la circulación), hay hábitos de vida saludable que ayudarán a sortear los efectos de las piernas hinchadas en ancianos:

  • Utilizar ropa cómoda y holgada (que no se ajuste mucho al cuerpo).
  • Tratar de no permanecer mucho tiempo sentado y, en caso de que así sea, poner las piernas en alto.
  • Colocar un cojín en los pies a la hora de dormir para facilitar la circulación.
  • Mover los dedos de los pies mientras se está sentado.
  • Evitar el calor directo en las extremidades y ducharse con agua templada para aliviar la temperatura corporal.

¿El mejor consejo? unos buenos cuidados

Como vemos, aplicar unos hábitos de vida saludable es muy importante para evitar padecer la hinchazón en las piernas. En el caso de las personas mayores, esto si cabe, es más fundamental. Por esto, confiar en la experiencia de una cuidadora de personas mayores capacitada para aplicar una rutina saludable es una opción más que recomendable. Masajes terapéuticos en los pies, tratar de facilitar la movilidad del anciano, con las mejores técnicas para favorecer el movimiento, etc. todas los conejos para evitar el síndrome de piernas hinchadas serán usados en beneficio de nuestros mayores.

¿Te podemos ayudar?

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario