Tipos de contrato de una empleada del hogar

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Desde enero del 2012, los empleados del hogar se integraron en el Régimen General de la Seguridad Social a partir de un sistema especial: el Régimen Especial para Empleados del Hogar. ¿El motivo? tratar de poner fin a la economía sumergida y asegurar los derechos de las cuidadoras pero también de los empleadores.

A pesar de ya llevar unos cuantos años operativo, todo el tema laboral de las empleadas del hogar sigue generando mucha confusión. Confusión que puede suponer, en caso de no aplicar correctamente la normativa vigente, en sanciones económicas para ambas partes.

¿Qué tipos de contratos para empleadas del hogar hay?

En el caso de las empleadas del hogar, es importante recalcar que en todos los supuestos (a excepción de las relaciones laboral inferiores a 60 días) se tiene que hacer constar por escrito dicha vinculación. Ya que el contrato es el documento que establece las bases de toda relación laboral, de ahí su importancia. Con él, tanto la cuidadora como el familiar sabrán bajo qué condiciones transcurrirá la actividad y qué servicios y funciones incluye.

Dependiendo su duración, los contratos se pueden dividir en:

Contrato de duración determinada o temporal

Sea a tiempo parcial o completo, este tipo de relación laboral viene determinada por una duración marcada y estipulada con una fecha de vencimiento que no puede superarse (sin un cambio de contrato).

Contrato indefinido

Vínculo laboral entre el empleador y el empleado que no tiene establecidos unos limites de duración, por lo que la vigencia del mismo es estable hasta la finalización por algunas de las dos partes (adecuándose siempre a la legalidad y condiciones marcadas para llevarlo a cabo).

Estos son los dos grandes grupos en los cuales se pueden catalogar todos los contratos de las empleadas del hogar, pero existen otros tipos de relación laboral. Por ejemplo, los contratos temporales pueden subdividirse de la siguiente forma:

Contrato por obra o servicio

Relación laboral que se establece por, y para, un servicio determinado. Por lo que la duración de este contrato es limitada.

Contrato de interinidad

Tipo de vínculo laboral, entre la familia y la empleada del hogar, que busca sustituir a una trabajadora que está de baja, con carácter temporal.

Wayalia pone a vuestra disposición un servicio de gestoría laboral que busca asesorar y facilitar todos los trámites las familias.

¿Cómo finalizar el contrato de una empleada del hogar?

Una de las partes más fundamentales de toda relación laboral es la finalización de la misma. Poner punto y final a un contrato es un proceso muy común, máxime en el caso de los empleados del hogar, y que debe hacer según la normativa para evitar incurrir en sanciones.

Como ya tratamos en un artículo anterior, existen diversos supuestos, dentro el Régimen Especial para Empleados del Hogar, para romper el vínculo entre empleador y cuidadora. Estos son los principales:

  • Despido disciplinario.
  • Desistimiento del empleador.
  • Otros casos que aparecen en el Estatuto del Trabajador.

Ayuda en la gestión laboral de empalados del hogar

Ajustarse a la normativa vigente, para evitar incurrir en sanciones y tener garantizados todos los derechos y estar protegidos por la ley, resulta fundamental en todo tipo de contratos y relaciones laborales. En el caso de las empeladas del hogar, la situación es la misma. Para tener siempre toda la documentación al día y cumplir con todos los trámites establecidos, Wayalia pone a vuestra disposición un servicio de gestoría que busca asesorar y facilitar todos estos pasos.

¿Te podemos ayudar?

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

1 comentario en «Tipos de contrato de una empleada del hogar»

Deja un comentario