¿Cómo recibir una paga por cuidar a un familiar?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Dentro los cuidados a personas mayores dependientes, una situación que se da con mucha frecuencia, es la de recurrir a un cuidador informal para que atienda al anciano. Las dificultades para acceder a un servicio asistencial óptimo, la falta de recursos para poder satisfacer todas las necesidades de nuestros seres queridos y la poca accesibilidad de este tipo de ayudas, provoca que, en muchos casos, optar por que sea un familiar el que se haga cargo de los cuidados, sea la solución más sencilla. Pero, ¿puede percibir una paga por cuidar de un familiar en situación de dependencia?

Cuidador informal o cuidador no profesional

Cuando se habla de un cuidador informal, se hace referencia a una persona que no es un profesional sociosanitario que, en la mayoría de los casos, no tiene experiencia en el cuidado de personas mayores y que, normalmente, tiene un vínculo directo con la persona que requiere los cuidados (siendo un familiar o un conocido).

Sin una reglamentación clara y debido a esta relación familiar con el anciano, los derechos y condiciones a las que tiene que hacer frente son muy precarias. Y es que ya sea la mujer, el hijo o un sobrino, el afecto entre la persona dependiente y el cuidador, provoca que la jornada laboral y los descansos, disten mucho de lo que sería conveniente (más allá de la preparación que se tenga).

Recibir una paga por cuidar a un familiar dependiente

Efectivamente, se puede percibir una prestación económica para cuidados en el entorno familiar. Así lo prevé la resolución del BOE a día 13 de julio de 2012, donde se establecen los requisitos para poder recibir una paga por cuidar a un familiar dependiente. Entre los principales requisitos, aparecen los siguientes:

  • Que los cuidados se presten en el entorno familiar (y previos a la solicitud de reconocimiento de la situación de dependencia).
  • Que el cuidador conviva en el mismo domicilio que la persona dependiente (se permiten algunas excepciones.
  • Para acceder a esta prestación en el caso de personas dependientes de Grado I se deberá acreditar la residencia en un entorno rural.
  • El cuidadora o cuidadora deberá acreditar poseer la capacidad física e intelectual para poder desarrollar correctamente las funciones derivadas de la atención al anciano dependiente.
  • Que la persona cuidadora deberá asumir formalmente los compromisos necesarios para la correcta atención a la persona en situación de dependencia.
  • Facilitar el acceso a los servicios sociales de las AA.PP para poder evaluar el estado y el cumplimiento de la prestación.

¿Cuánto se percibirá por cuidar a un familiar?

El valor de la prestación económica para el cuidado en el entorno familiar varía dependiendo del grado de dependencia que presente la persona mayor (Grado I, Grado II o Grado III).

  • Grado I: 153€/mes.
  • Grado II: 268€/mes.
  • Grado III: 387€/mes.

Wayalia ofrece un servicio accesible y de máxima calidad

Somos plenamente conscientes de las dificultades para acceder a un servicio de calidad que cumpla con todos los requisitos y garantice las mejores condiciones para nuestros mayores. En este sentido recurrir a un familiar, que pueda además recibir un paga por cuidar a nuestro ser querido (paga que siempre tendrá un valor muy reducido por el servicio prestado), es una opción a tener en cuenta pero, siempre que sea posible, optar por unos cuidados profesionalizados será más adecuado para todos.

Una cuidadora de ancianos en Wayalia, será una profesional sociosantiario con experiencia y conocimientos acreditados para poder desarrollar un servicio asistencial de máxima calidad. Además, en Wayalia estaremos durante todo el servicio a vuestra disposición, ofreciendo una cobertura integral para que, pase lo que pase, ayudaros a que todo siga de la mejor manera.

¿Te podemos ayudar?

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario