Importancia de la higiene en ancianos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

La higiene personal es un tema fundamental que guarda una relación muy estrecha con el bienestar y con la salud. Tener unos hábitos de higiene adecuados, nos podrán ayudar en muchos aspectos de nuestro día a día, ya que no solo es sinónimo de limpieza, también lo es de salud. Esto, si cabe, tiene mayor importancia entre la población de la tercera edad, por esto, la higiene en ancianos es prioritaria. En este artículo os ofreceremos las costumbres que se deben de tener y los mejores hábitos para una correcta higiene personal que nos ayude a evitar problemas de salud o de bienestar. Mostrando especial atención, a los cuidados de personas mayores.

La higiene en ancianos un tema fundamental

Y es que la higiene en ancianos es fundamental para prevenir ciertas enfermedades y, a su vez, estimular unos hábitos de vida saludable que ayudarán a potenciar el bienestar y harán de la etapa de la vejez un proceso positivo. Ahuyentar a los gérmenes y bacterias, que pueden provocar infecciones o enfermedades muy nocivas para ya el de por sí débil sistema inmunológico de una persona mayor, es una de las principales razones para prestarle especial atención a este campo. Pero hay otros motivos, como por ejemplo, estimular la circulación sanguínea.

Además, otro de los objetivos de la higiene personal en ancianos es tratar de mejorar y aumentar la autoestima de las personas. Con una apariencia más aseada, más trabajada y cuidada, lograremos un impulso que ayudará positivamente en el estado de ánimo de los mayores.

Aspectos más relevantes de la higiene en ancianos

Higiene bucal

Sin duda, uno los aspectos más importantes dentro de la higiene personal en ancianos es su higiene bucal. La boca puede ser la puerta de entrada de numerosas infecciones, por esto, se recomiendo su limpieza después de cada comida (2 / 3 veces al día).

Una de las cosas que se tienen que tener en cuenta en los adultos mayores es el uso de prótesis dentales. Por lo que cabe extremar las precauciones y prestar especial atención a la limpieza de estas es importante.

Cuidado de los pies

Los pies, como ya hemos comentado en otros artículos, pueden ser especialmente sensibles y causar ciertas patologías como la hinchazón o la retención de líquidos. Por eso, tener una correcta higiene es importante. Hidratarse, remojar los pies a diario, evitar prendas ajustadas y utilizar calzado cómodo son algunos consejos que ayudarán a prevenir cualquier afección.

Lavarse las manos

Lavarse las manos es fundamental. Como ya se ha comentado muchas veces, las manos pueden ser portadoras de infinidad de bacterias o gérmenes adquiridas por el roce con las superficies o por estar en contacto con otras personas. Por eso es importante que, ya no solo las personas mayores, si no que la cuidadora que realice la higiene en ancianos tenga muy en cuenta este apartado para proceder con máximo rigor a una correcta higiene de manos y evitar la transmisión de posibles gérmenes.

Higiene corporal

Bañarse puede ser un problema en las personas mayores, ya que por las dificultades de movilidad, puede ser un proceso difícil. Por esto, adaptar el baño a las necesidades de los ancianos es importante para poder llevar a cabo correctamente la higiene en ancianos. Bañarse unas 3 veces a la semana, será muy positivo para purificar la piel de bacterias y eliminar la transpiración. Usar jabones antibacteriales también será de gran ayuda.

La ayuda de una cuidadora de ancianos

Para llevar a cabo la higiene en ancianos, en la mayoría de ocasiones, la ayuda de una cuidadora se presenta como imprescindible. Ya sea para realizar las movilizaciones o para ayudar en la higiene personal, su función será capital. Y no solo eso, aplicar los hábitos de higiene y vida saludables con su ayuda será más sencillo. Por lo que contar con una cuidadora con experiencia, que conozca las técnicas de higiene de personas mayores y pueda instaurar una rutina de limpieza y aseo personal, es una opción muy buena.

¿Te podemos ayudar?

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario