Visita a tus abuelos con todas las medidas necesarias

Facebook
Twitter
WhatsApp

Uno de los mensajes que más hemos escuchado durante la pandemia ha sido que las personas mayores tienen un mayor riesgo de infección y de enfermedad grave si contraen el virus. Provocando una gran separación entre nietos y abuelos. No obstante es posible visitar a tus abuelos con todas las medidas necesarias.

Durante más de un año, seguramente has estado tentado de saltarte las restricciones y visitar a tus mayores. Después de todo, las vacunas están cada vez más disponibles por lo que parece que ya deberíamos estar a salvo por ahora.

No obstante, parece que todavía no hay una normativa clara sobre cuándo será totalmente seguro visitar a nuestros familiares mayores, especialmente aquellos que se encuentran en residencias. Pero sabemos cuáles son algunas de las precauciones que pueden minimizar el riesgo y que pueden crear un espacio seguro para visitar a nuestros seres queridos. Ahora que tenemos aquí el verano, y que los espacios exteriores son más agradables podemos considerar encontrar un punto de equilibrio entre riesgos y beneficios de visitar a nuestros mayores.

Los riesgos del aislamiento social

No podemos olvidar que el aislamiento social está estrechamente ligado a problemas de salud, a pesar de la causa de este aislamiento. La soledad entre las personas mayores ha sido siempre motivo de estudio y la conclusión universal es que estar solo durante mucho tiempo no es bueno para nadie, especialmente para las personas mayores. Por lo que el riesgo del aislamiento es en si mismo un riesgo para su salud. No obstante, debemos tener en cuenta la edad y estado de salud de nuestros mayores: no es lo mismo estar en los 70 con buena salud, que en sus 80 o 90 con problemas de corazón, diabetes, obesidad o presión arterial alta. Estos son factores a tener en cuenta cuando analizamos los riesgos y beneficios de hacer esta visita o de mantener el aislamiento.

Por otro lado, entra en escena también la duda sobre si debemos o no tocarlos. ¿Pueden los nietos abrazar a sus abuelos? Los beneficios del contacto físico son evidentes. Todos necesitamos afecto, cuidado y sentir un abrazo. Nos alimenta el alma. Pero no queremos que la salud de nadie pueda estar en riesgo por ese sentimiento. Mantener la cara alejada uno de otro con la mascarilla puesta en un abrazo rápido puede ser una posibilidad a considerar. Dejar que los niños pequeños puedan abrazar a sus abuelos a la altura de las rodillas o cintura es otra posibilidad.

Las visitas entre nietos y abuelos son muy importantes para fortalecer los lazos intergeneracionales. De hecho, los beneficios son para ambos grupos de edad. Por ejemplo, para los nietos puede ser una manera de aprender de la sabiduría de sus abuelos, además de ayudarles a comprender y entender mejor el envejecimiento. Y para los abuelos es una manera de recibir cierta estimulación cognitiva y afectiva, además de ayudarlos a mantener una vida social activa.

En lo que coinciden los profesionales del sector geriátrico es que visitar a nuestros mayores es posible, pero solo con una planificación cuidada y con las debidas precauciones.

Revisa tu salud

Antes de nada, y lo más importante, es que pongamos por delante nuestra propia salud. Esto incluye asegurarnos de no experimentar ningún síntoma de coronavirus. Si lo padeces lo mejor será posponer esta visita. Es importante que revisemos nuestra propia salud, esperando un tiempo prudencial después de dejar de sentir los síntomas.

Otra alternativa es hacerse un test de antígenos o PCR justo antes de la visita para estar todavía más seguros en caso de poder resultar asintomático.

La salud de nuestros mayores como prioridad

Las precauciones no terminan solo con uno mismo. Aunque no se hayan padecido síntomas durante 14 días o hayamos obtenido un resultado negativo en alguna prueba de laboratorio, debemos poner siempre su salud como una prioridad. Si padecen alguna patología como cáncer o alguna cardiopatía, o toman medicación que puede debilitar su sistema inmune, son más propensos a contagiarse. En esos casos se recomienda reconsiderar si hacer la visita.

¿Qué ocurre cuando nuestros mayores ya están completamente vacunados? La respuesta dependerá de las circunstancias familiares. Una persona se considera completamente vacunada dos semanas después de la segunda dosis de la vacuna Moderna o Pzifer y dos semanas después de la dosis única de la vacuna de Johnson and Johnson.

Es importante entender que el sistema inmune de nuestros mayores necesita tiempo para procesar la vacuna y estar protegidos. Por lo que si tu familiar mayor está completamente vacunado, las autoridades confirman que es seguro que una persona esté con ellos en un espacio interior. Esto significa que los mayores podrían ir sin mascarilla en un espacio interior con sus hijos o nietos aunque no hayan sido vacunados si son de bajo riesgo.

Respeta las normas de seguridad

Si la salud de todos está en el nivel de que una visita sea segura, deberás igualmente respetar todas las medidas de seguridad necesarias según las autoridades locales. Incluso si visitas a tus mayores en una residencia, estos centros suelen tener también sus propias directrices en materia de prevención y seguridad en el control de la propagación del virus.

El exterior es la mejor opción para las visitas

Lo más recomendable es que la visita pueda desarrollarse en espacios exteriores para ayudar a aumentar la distancia física. Si esto no es posible, trata de mantener algunas ventanas abiertas para favorecer la circulación y renovación del aire.

Sobretodo, no olvides mantener la distancia de metro y medio recomendada, y llevar mascarilla para garantizar un entorno lo más seguro posible.

En el caso de que la visita deba realizarse en interior, también es aconsejable no alargarla más de 15 minutos para reducir el tiempo de exposición y el riesgo de posibles contagios.

Con las medidas adecuadas es seguro visitar a tus mayores

Los beneficios del contacto físico y social se han demostrado científicamente a lo largo de los años. Especialmente en personas mayores con riesgo de degeneración cognitiva como consecuencia de la soledad o el aislamiento. Es por ello que con una planificación adecuada y con las medidas de seguridad pertinentes podremos seguir velando por el bienestar y calidad de vida de nuestros mayores.

¿Te podemos ayudar?

Comparte el artículo

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario